Cryptosporidium y otros parásitos gastrointestinales en truchas

  1. Seila Couso Pérez
Dirixida por:
  1. María Elvira Ares Mazás Director
  2. Hipólito Gómez Couso Director

Universidade de defensa: Universidade de Santiago de Compostela

Ano de defensa: 2019

Tribunal:
  1. Caridad Sánchez Acedo Presidente/a
  2. José Manuel Leiro Vidal Secretario
  3. José Manuel García Estévez Vogal
Departamento:
  1. Departamento de Microbioloxía e Parasitoloxía

Tipo: Tese

Resumo

Los ríos son fuente de una gran biodiversidad constituida por distintas y particulares comunidades de organismos. A su vez, los peces albergan una amplia variedad de especies parásitas adquiridas directamente o a través de la cadena alimentaria. Cryptosporidium es un género de protozoos parásitos que infectan el tracto gastrointestinal de todas las clases de vertebrados, incluyendo al hombre, animales domésticos y salvajes. A pesar de su conocida dispersión en ambientes acuáticos, son muy escasos los estudios realizados en peces, tanto salvajes como de cultivo. El objetivo de la presente Tesis Doctoral es investigar la presencia e identificar las especies/genotipos de Cryptosporidium en la trucha común (Salmo trutta) y en la trucha arcoíris (Oncorhynchus mykiss), contribuyendo al conocimiento de este apicomplejo en organismos de agua dulce. Para ello, se dispuso de los tractos gastrointestinales de 613 ejemplares de trucha común capturados por pescadores en 44 ríos gallegos pertenecientes a 10 cuencas hidrográficas. De igual forma, se recogieron 360 ejemplares de trucha arcoíris en una piscifactoría próxima a Santiago de Compostela. La metodología aplicada incluyó la detección de las formas parasitarias por microscopía de epifluorescencia, previa concentración de las mismas a partir de los ciegos pilóricos y del contenido intestinal, y estudios de biología molecular consistentes en la amplificación y secuenciación de fragmentos de los genes SSU-rRNA, hsp70, gp60 y actina. Se determinaron prevalencias del 16,8% y del 9,2% en la trucha común y en la trucha arcoíris, respectivamente. La caracterización molecular permitió identificar los subtipos IIaA15G2R1 y IIaA18G3R1 de Cryptosporidium parvum, comúnmente detectados en la población humana y en los rumiantes domésticos, confirmando que la contaminación de los cursos fluviales por este enteroparásito es consecuencia de las actividades antropogénicas. El hallazgo de esta especie zoonósica en ejemplares de trucha puede repercutir en salud pública, al representar un riesgo de infección para los pescadores y los manipuladores de alimentos. Además, se observaron grupos de ooquistes en los ciegos pilóricos de ambas especies de trucha, identificados como pertenecientes a C. parvum que, junto con la elevada carga parasitaria detectada en esta sección anatómica, sugiere que la infección natural por la citada especie de Cryptosporidium, propia de mamíferos, es posible en estos salmónidos. De igual forma, se obtuvieron secuencias próximas a Cryptosporidium molnari, estableciéndose dos nuevos genotipos de Cryptosporidium que parasitan a peces: el genotipo 9 en la trucha arcoíris (O. mykiss) y el genotipo 10 en la trucha común (S. trutta). Paralelamente, se estudió la presencia de otros parásitos gastrointestinales en la trucha común. Así, se observaron ooquistes de Eimeria en el 30,8% de las muestras, que fueron morfológicamente identificados como pertenecientes a la especie Eimeria truttae, y cuya caracterización molecular se realizó por primera vez en el presente estudio, un siglo después de su descripción. También, se visualizaron esporas de mixosporidios en el 7,5% de las muestras (géneros Myxobolus y Henneguya), comprobando la amplia dispersión de este grupo de parásitos en los ríos gallegos. Finalmente, se identificaron seis especies de helmintos: dos trematodos (Crepidostomum metoecus y Crepidostomum farionis); tres nematodos (Salmonema ephemeridarum, Raphidascaris acus y Pseudocapillaria salvelini); y, un acantocéfalo (Echinorhynchus truttae). Los resultados obtenidos demuestran prevalencias e intensidades de infección muy variables, así como una comunidad helmíntica caracterizada por una baja riqueza y diversidad de especies. La infracomunidad estuvo constituida por un máximo de 4 helmintos, siendo la asociación constituida por Crepidostomum y Salmonema la más frecuente. Teniendo en cuenta que la mayoría de los helmintos detectados son especies con ciclos biológicos dependientes de la comunidad de macroinvertebrados bentónicos, considerada uno de los mejores bioindicadores del estado ecológico de los cuerpos de agua, la diversidad de los helmintos presentes en este salmónido puede aportar información complementaria sobre la calidad del agua de los ríos.