Para una tipología de la actriz cómica del cine españollos casos de Gracita Morales y Lina Morgan

  1. Mónica Gozalbo Felip
Dirixida por:
  1. José Javier Marzal Felici Director

Universidade de defensa: Universitat Jaume I

Ano de defensa: 2016

Tribunal:
  1. José Luis Castro de Paz Presidente
  2. Francisco Javier Gómez Tarín Secretario/a
  3. Juan Miguel Company Ramon Vogal

Tipo: Tese

Teseo: 404837 DIALNET

Resumo

En esta tesis se examina el estatuto actoral, los rasgos tipológicos y la comicidad de dos protagonistas de algunas de las comedias más populares del cine español del tardofranquismo, Gracita Morales y Lina Morgan. Se plantea la importancia central del actor en la representación fílmica, y, en este sentido, se transita el campo de estudio acotado por Juan Miguel Company cuando propuso que «una lectura germinativa de la Historia del Cine Español pasaría [...] por la fijación del estatuto teórico en el que se ha basado su star-system [...] la tradición en la que este se inserta y sus múltiples perversiones de filme en filme». Se propone el tipo de antiheroína cómica como el característico de estas dos actrices, cuyos rasgos fundamentales se analizan al final del trabajo. La personalidad singular de estas dos cómicas aportó un elemento diferenciador a sus tipos que conectó con el público, y por ello fueron requeridas para protagonizar comedias en las que se repitió su registro interpretativo, algo propio de los actores no-modelo, que se caracterizan (según formulación de Santos Zunzunegui) por pasar de una ficción a otra sin dejar de ser ellos mismos. Esta manera de entender el arte interpretativo podría señalarse como uno de los rasgos distintivos de los modos de representación del cine español. Además, este estatuto actoral (el de actor no-modelo), según se defiende en esta tesis, es el más eficaz para interpretar a los tipos que ponen en escena las ficciones con tintes sainetescos (que situaríamos en el cuadrante de las películas que Zunzunegui llama no-simbolistas), como las que protagonizaron Gracita Morales y Lina Morgan. El principal objetivo de estos filmes es que el público disfrute de la repetición y las declinaciones particulares de la comicidad de unas actrices y unos tipos que ya conoce, en unas ficciones cuya principal estrategia comunicativa es la cercanía espacio-temporal con el espectador. En este trabajo se defiende además que estas dos actrices reinscriben, distorsionándolos, algunos elementos de los tipos populares de la tradición dramática española (el gracioso, la criada), especialmente en sus derivaciones en los géneros del teatro menor (el paso, el entremés, el sainete). Esta reinscripción no se limita a las características tipológicas de los personajes antes citados, sino también a su función narrativa; ellas también son vehículo de la comicidad, generan complicidad con el público y gozan por tanto de un especial estatuto narrativo, que sin embargo dificulta los mecanismos especulares de identificación, empatía y proyección. La comicidad de estas actrices se basa, principalmente, en las transgresiones por inadecuación que vehiculan en escena (por inadecuación física, social, de clase, de género e incluso de estatuto narrativo). Habida cuenta de los profundos cambios socioculturales que afectaron a la mujer durante los periodos estelares de estas actrices en la última etapa del franquismo, cabe aplicar una lectura feminista a su tipo, a su atipicidad como figuras estelares y a su comicidad. En esta tesis se defiende que la pertinencia, éxito y eficacia de su comicidad reside, en parte, en el hecho de que se convirtieron en espejos deformantes de una feminidad en tránsito. Después de la fijación del marco teórico y contextual, de la exploración de sus filiaciones y genealogía en el ámbito de la comedia cinematográfica (comedian comedy, etc.) y de la tradición teatral española (formas del teatro menor), se pasa al estudio de caso de Gracita Morales y Lina Morgan. Se observa cómo ellas reinscriben, con su máscara particular, estos elementos de la tradición cultural, que en su concreción en las distintas películas no son ajenos a las circunstancias, a los temas, a la manera de hacer cine de su tiempo. Por eso afirmamos, a modo de conclusión, que la fijación tipológica y teórica del tipo de la antiheroína cómica, personificado en las actrices Gracita Morales y Lina Morgan en su etapa estelar, aporta elementos a la especificidad de los modos de representación en el cine español. Creemos además que esta tesis plantea algunas líneas temáticas interesantes para una exploración futura, como el estudio de la comicidad femenina, o el planteamiento de la evolución de la antiheroína cómica en el contexto audiovisual español, que parece haberse trasladado del cine a la televisión, al igual que las ficciones con tintes sainetescos.