Estudio del síndrome de disfunción cognitiva en el perro

  1. González Martínez, Ángela
Dirixida por:
  1. Pedro Pesini Ruiz Director
  2. María Luisa Suárez Rey Director
  3. Germán Santamarina Pernas Director

Universidade de defensa: Universidade de Santiago de Compostela

Fecha de defensa: 05 de decembro de 2014

Tribunal:
  1. Sylvia García-Belenguer Laita Presidente/a
  2. Luis Felipe de la Cruz Palomino Secretario
  3. Robustiano Pego Vogal
  4. Luciano Espino López Vogal
  5. José Manuel Sarasa Barrio Vogal

Tipo: Tese

Resumo

La enfermedad de Alzheimer (EA) es una de las patologías neurodegenerativas más comunes en humanos. Se ha comprobado que los perros ancianos sufren alteraciones cognitivas y neuropatológicas similares a las fases tempranas de EA. Neuropatológicamente se observa disminución del volumen cerebral, daños oxidativos, patología amiloide, pérdida de neuronas y alteración de la neurogénesis. Este síndrome, conocido como Síndrome de Disfunción Cognitiva (SDC), incluye una amplia gama de cambios de comportamiento siendo los más comunes: alteración del ciclo sueño-vigilia, disminución de la interacción social, eliminación inadecuada, desorientación y cambios en los niveles de actividad. La mayoría de los estudios realizados que han utilizado el perro como modelo de EA se han llevado a cabo con animales de laboratorio en vez de mascotas. Sin embargo estas últimas ofrecen una serie de ventajas para el estudio de EA ya que perros y humanos conviven en un ambiente común lo que hace que estén sometidos a estresores ambientales similares durante el proceso de envejecimiento. Resulta interesante comentar que las intervenciones terapéuticas en EA han de hacerse en fases tempranas de la enfermedad, incluso presintomáticos. Así mismo, un diagnóstico temprano y un protocolo de tratamiento adecuado de SDC puede ayudar a mejorar la calidad de vida de los perros ancianos así como su relación con sus propietarios. Los objetivos de la presente tesis son desarrollar un protocolo diagnóstico que sea capaz de identificar fases tempranas de la enfermedad mediante el uso de un cuestionarios realizados a los propietarios, cuya interpretación es comparada con métodos más objetivos como el test de open-field y dos test sencillos realizados en el ambiente clínico; y estudiar del comportamiento del amiloide plasmático en perros con la finalidad de utilizarlo en el diagnóstico y caracterización de la patología. Los resultados obtenidos nos muestran que los niveles de amiloide oscilan con la edad, de manera que los animales jóvenes tienen valores mayores que los ancianos. Además, de forma similar a lo que ocurre en humanos, los perros con disfunción cognitiva leve tienen niveles de beta amiloide mayores que los animales dementes. Además, los animales con SDC presentan una mayor actividad locomotora repetitiva, menor respuesta al aislamiento social y un déficit de habituación al reflejo de su imagen en un espejo. También los animales con disfunción cognitiva severa tuvieron peores puntuaciones en el test de buscar comida en el suelo. Estos resultados son congruentes con las puntuaciones del cuestionario lo que complementa el diagnóstico e indirectamente valida el cuestionario como herramienta.