Estudio comparativo de la respuesta ósea generada por dos cementos y un biovidrio basados en fosfatos de calcio como sustitutivos óseos en defectos cavitarios experimentales

  1. MIÑO FARIÑA, NATALIA
Dirixida por:
  1. José Luis Pereira Espinel Director
  2. Fernando M. Muñoz Guzón Director
  3. Antonio González Cantalapiedra Director

Universidade de defensa: Universidade de Santiago de Compostela

Fecha de defensa: 03 de maio de 2006

Tribunal:
  1. Fidel San Román Ascaso Presidente/a
  2. Mónica López Peña Secretaria
  3. Maria Pau Ginebra Molins Vogal
  4. Félix García Arnás Vogal
  5. Andrés Barreiro Lois Vogal

Tipo: Tese

Resumo

El objetivo de este trabajo ha sido comparar el comportamiento in vivo de dos formulaciones de cementos de fosfatos de calcio, uno denso y otro poroso, y un vidrio bioactivo con un defecto cavitario vacío para demostrar su posible aplicación como sustitutivos óseos en los numerosos campos que comprende la traumatología y cirugía reconstructiva. Para ello, se realizó un estudio experimental en 36 conejos de raza neozelandesa a los que se les practicaron defectos cavitarios de 6 mm en el cóndilo de cada fémur, implantando un material distinto en cada uno:18 conejos recibieron en uno de los cóndilos un cemento de fosfato a tricálcico denso y en el otro un cemento de fosfato a tricálcico poroso. A los otros 18 se les implantó en uno de los cóndilos unos cilindros de un vidrio de fosfato del sistema P2O5-CaO-Na2O-TiO2 y en el otro se dejó el defecto cavitario vacío. El estudio radiológico reveló la existencia de una progresiva reabsorción y remodelación ósea en el caso de los cementos óseos y la nula evolución en el vidrio; también se constató la biocompatibilidad de los materiales. Los mismos resultados se apreciaron en el estudio cualitativo mediante microscopía de barrido, donde también se observó la macroporosidad conseguida por el agente espumante utilizado en el desarrollo del cemento poroso. El estudio cuantitativo mediante microscopía de barrido determinó el ratio Ca/P, muy similar al del hueso en el caso de los cementos óseos y muy inferior en el vidrio bioactivo, lo que junto con la presencia de titanio en este último, explica la lenta biorreabsorción generada en el vidrio; la presencia de magnesio desde la curta semana aportó datos sobre el proceso de mineralización ósea que aparece en los cementos. El estudio histológico mostró una correcta osteointegración de los tres biomateriales sin existir fenómenos de reacción inflamatoria o de cuerpo extraño y el estudio histomorfométrico reveló que la neoformación ósea