Afectividad y aprendizaje educativohacia una pedagogía de la prevención

  1. María del Carmen Gutiérrez Moar
Dirixida por:
  1. Miguel Anxo Santos Rego Director

Universidade de defensa: Universidade de Santiago de Compostela

Ano de defensa: 2004

Tribunal:
  1. Luis Núñez Cubero Presidente/a
  2. Antonio Rodríguez Martínez Secretario
  3. Julio Vera Vila Vogal
  4. María del Mar Lorenzo Moledo Vogal
  5. Ana María Porto Castro Vogal
Departamento:
  1. Departamento de Pedagoxía e Didáctica

Tipo: Tese

Teseo: 100852 DIALNET

Resumo

Este trabajo de investigación defiende la necesidad de la alfabetización emocional al lado de la intelectual, ya que, aunque todos los contextos eductivos presentan una teleología orientada hacia el desarrollo integral, creemos que no lo consiguen porque sacrifican la primera en beneficio de la segunda, con lo cual se estaría contradiciendo la teoría con la pragmática educativa. Esta contradicción, pensamos quedaría superada si entendemos el desarrollo educativo como un binomio inseparable y concomitante entre cognición y emoción cuyo rango es el mismo, sin embargo, sus puestas en práctica son diferentes. En el marco de esa armonización, presentamos el paradigma ecológico-comunitario; el cual trata de intervenir dinámicamente en un contexto socioeconómico y territorial concreto, para que cada miembro de la comunidad tome conciencia de sus problemas y necesidades participando activamente en la resolución de los mismos. Este proceso de mejora está abierto a toda persona que forme parte de ese contexto. En cuanto al diseño de actividades, lo primero que hará el experto será evaluar sus conocimientos y habilidades previas a fin de intentar garantizar el éxito posterior, que va unido al logro de la competencia autónoma de cada uno, cuyo resultado revierte directamente en la comunidad. De este modo quedan conectados lo ecológico y comunitario con el factor emocional, ya que cuando uno es capa de desarrollar en un acto de forma adecuada, nace la satisfacción. De la emoción satisfacoria, nace la automotivación, que es la generadora de nuevas acciones sucesivas, garantizando la vivencia dela educación como algo permanente. Esta perspectiva trata de explicar que las emociones y la motivación intrínseca están íntimamente ligadas, por ello, creemos que encaminar las emociones y la motivación consecuentemente hacia el logro de los objetivos, es esencial para el despligue de proceso que impulsan el desarrollo integral del s