Turberas de montaña de Galiciagénesis, propiedades y su aplicación como registros ambientales geoquímicos

  1. PONTEVEDRA POMBAL, FRANCISCO XABIER
Dirixida por:
  1. Antonio Martínez Cortizas Director
  2. Eduardo García Rodeja Gayoso Director

Universidade de defensa: Universidade de Santiago de Compostela

Fecha de defensa: 04 de decembro de 2002

Tribunal:
  1. Ward Chesworth Presidente/a
  2. Xosé Luis Otero Pérez Secretario
  3. Augusto Pérez Alberti Vogal
  4. Peter Buurman Vogal
  5. María Isabel Fraga Vila Vogal

Tipo: Tese

Teseo: 93690 DIALNET

Resumo

En Galicia existen áreas en las que son frecuentes, en ocasiones abundantes, diferentes tipos de turberas. Su formación se remota a 11.000-10.000 años b.p., en zonas que sufrieron de la última glaciación, mientras que las restantes son de edad Holocena. Las principales fases de formación de estas turberas tuvieron lugar entre 9.000 y 8.000 años b.p., entre 5.000 y 4.000 años b.p., y entre 3.000 y 2.000 años b.p.; aunque episodios locales de erosión activaron la formación de turba en diversos períodos posteriores al 5.000 b.p., debido al aumento del flujo de agua superficial. Durante esta investigación se ha iniciado un inventario que hasta el momento ha generado una extensión de turberas de 10.000 ha, incrementado en 10 veces las estimaciones aceptadas en la actualidad. El espesor máximo medio de la turba es de 2-3 m y las tasas de acumulación más frecuentes varían entre 0,2 y 0,7 mm año-1. La acumulación de materia seca varía entre 40 y 120 g m-2 año-1 y tiende a ser mayor en las turberas ombrotróficas de cobertor en comparación con la minerotróficas. Los valores más bajos observados para las minerotróficas son, al menos en parte, consecuencia de la erosión, compactación y recrecimiento de la turba. Las propiedades de la turba son bastante variables, el rango de densidad observado se encuentra entre 0,06 y 0,6 Mg m-3, la porosidad total entre 85 y 90% y el contendio en materias orgánica entre 25 y 95%. En su mayor parte son turberas ácidas (pH 3,0-5,0). Excepcionalmente, algunas turberas minerotróficas afectadas por aguas que drenan niveles de caliza tienen pH en torno a 6,0. La capacidad de intercambio catiónico efectiva (CICe), que depende del grado de descomposición de la materia orgánica y del pH, varía de 5 a 20 cmol(+) Kg-1. Aunque hay cierta heterogeneidad, la secuencia de abundancia de cationes en las turberas ombrotróficas es Mg+2>Ca2+>Al+3>Na+ -K+>Fe+2-Mn+2 en la parte superfic