Características de los usuarios de servicios sociales para mayores y propuesta de un modelo de asignación a recursos

  1. Iglesias Souto, Patricia María
Dirixida por:
  1. Eva María Taboada Ares Director
  2. Agustín Dosil Maceira Director

Universidade de defensa: Universidade de Santiago de Compostela

Fecha de defensa: 26 de xullo de 2010

Tribunal:
  1. Florencio Vicente Castro Presidente/a
  2. Rosa María Rivas Torres Secretaria
  3. José Eulogio Real Deus Vogal
  4. Ramona Rubio Herrera Vogal
  5. Víctor Santiuste Vogal

Tipo: Tese

Teseo: 296099 DIALNET

Resumo

El envejecimiento de la población que ha tenido lugar en los países desarrollados a lo largo del pasado siglo XX, ha convertido al colectivo de personas mayores en uno de los principales focos de atención de los encargados de gestionar las políticas de protección social, dado que este grupo de población se ha erigido como uno de los mayores demandantes de servicios. En un contexto como el actual, las necesidades de los mayores deben ser atendidas de una forma integral y, dado que los recursos disponibles son escasos, su optimización se presenta como un objetivo irrenunciable. Esta investigación pretende ser una pequeña contribución al logro del mismo. Se parte de una evaluación de necesidades y se desarrolla un Modelo de Toma de Decisiones que pretende guiar la asignación de las personas mayores en situación de dependencia a los principales recursos destinados a su atención. El presente trabajo se estructura en dos partes. La primera está formada por cinco apartados teóricos, el primero de los cuales recoge la situación demográfica actual, marcada por un acentuado incremento de la proporción de mayores con respecto a los grupos más jóvenes, así como las principales características y necesidades de este grupo de población. A continuación, se realiza una revisión acerca de los sistemas de protección social de la dependencia en nuestro país, prestando especial atención al nuevo contexto creado por la reciente aprobación de la Ley de Autonomía Personal y a los servicios sociales para mayores disponibles en nuestra Comunidad. El tercer apartado, se centra en la Valoración Geriátrica Integral, instrumento imprescindible en la tarea de conocer las necesidades de las personas mayores, para poder luego ajustarlas a aquellas prestaciones más indicadas para satisfacerlas. Seguidamente, se recogen los principales factores asociados al uso de servicios sociales para mayores, que han sido identificados en la literatura sobre predictores de uso de los mismos. Se analizan también los sistemas existentes para la clasificación de las personas mayores en los distintos niveles asistenciales, los cuales han sido desarrollados, en su mayoría, en el ámbito médico. No obstante, se conocen algunos intentos recientes por implementar sistemas de asignación a recursos en el ámbito social, entre los que destaca el Modelo de Balance de Cuidados (Balance of Care) en el que se inspira el Modelo de Toma de Decisiones propuesto en el último apartado. Se trata de un modelo cuya finalidad es la guía y orientación de la persona mayor y/o su familia a la hora de elegir aquel recurso que mejor se ajuste a sus necesidades. Está basado en criterios de relevancia clínica y es lo suficientemente parsimonioso como para que pueda ser utilizado por cualquier profesional del ámbito psicosocial, ya que los instrumentos de medida en que se basa forman parte de su praxis cotidiana. La parte experimental incluye la recogida y análisis de los datos de una muestra de 632 sujetos usuarios de servicios sociales, sobre los que se ha recogido información referida a distintas áreas, entre ellas, la salud, la capacidad funcional y cognitiva, el apoyo social y la vivienda. El análisis de los mismos ha permitido dibujar el perfil de los usuarios de los principales servicios para mayores en Galicia: el Servicio de Ayuda a Domicilio, los Centros de día, las Residencias de asistidos, los Apartamentos tutelados y las Viviendas Comunitarias. A partir del análisis de dichas variables, y basándonos en las especificaciones del MTD propuesto, se ha procedido a una nueva asignación de los sujetos a servicios, de modo que se ha podido comprobar la pertinencia y relevancia de las variables estudiadas y comparar las discrepancias entre los criterios de asignación a servicios real y propuesta por el Modelo. Ambas clasificaciones resultaron ser considerablemente diferentes mostrando la segunda un mejor ajuste que la real, lo que pone de manifiesto que o bien la ubicación de las personas mayores a los servicios sociales se ha realizado sin tener en cuenta las variables fundamentales que deben guiar la misma, o bien, que las limitaciones impuestas por la escasez de recursos origina una asignación de servicios que dista de ser óptima y, probablemente, no resuelva las necesidades de atención de muchos de los actuales usuarios de servicios sociales para mayores. En todo caso, los resultados de nuestro trabajo constituyen un primer paso en el ambicioso proyecto de desarrollar un sistema de clasificación óptimo a través del que establecer la máxima concordancia entre las necesidades de los sujetos y las prestaciones de los servicios.