Identificación de mecanismos moleculares relacionados con el síndrome del enfermo eutiroideo en el músculo esquelético y el tejido adiposo de pacientes en shock séptico

  1. RODRIGUEZ PEREZ, ALFONSO
Dirixida por:
  1. José Joaquín Lado Abeal Director
  2. Julián Álvarez Escudero Director

Universidade de defensa: Universidade de Santiago de Compostela

Fecha de defensa: 24 de abril de 2008

Tribunal:
  1. Jerónimo Forteza Vila Presidente/a
  2. Vicente Ginesta Galán Secretario/a
  3. Francisco Barreiro Morandeira Vogal
  4. Abelardo García de Lorenzo Mateos Vogal
  5. Fernando Gilsanz Rodríguez Vogal
Departamento:
  1. Departamento de Psiquiatría, Radioloxía, Saúde Pública, Enfermaría e Medicina

Tipo: Tese

Resumo

OBJETIVOS: El shock séptico es uno de los distintos cuadros que pueden originar un síndrome del enfermo eutiroideo (SEET). En humanos, la mayoría de los mecanismos moleculares implicados en el SEET son desconocidos. La intención del presente estudio ha sido investigar, en pacientes que han desarrollado un SEET secundario a un shock séptico, los cambios en la expresión de diversos genes implicados en la acción de las hormonas tiroideas y la actividad de los enzimas deyodinasas, en dos tejidos de gran importancia en el metabolismo energético proteico, el músculo esquelético (ME) y el tejido adiposo subcutáneo (TAS). MATERIAL: Los pacientes hospitalizados fueron divididos en un grupo control y otro de shock séptico con SEET. MÉTODOS: Se tomaron muestras séricas para diversas determinaciones bioquímicas y biopsias de ME y TAS para determinar la expresión de ARN-m de receptores de hormonas tiroideas (THRA1, THRB1), receptores retinoideos X (RXRA, RXRB, RXRG), correpresor de los receptores nucleares tipo 1 y 2 (D1O1 y D1O2), transportador 8 de monocarboxilatos (MCT8), proteína 2 transportadora de selenocisteina (SBP2) y proteína desacopladora 3 (UCP3). También se midió la actividad de las deyodinasas tipo 1, 2, y 3 (D1, D2 y D3). RESULTADOS: El grupo del SEET demostró niveles séricos más bajo de TSH y T3 libre, y niveles más elevados de rT3 comparándolos con el grupo control. Fue detectada actividad de D1 y D3 en el TAS pero no hubo diferencias entre ambos grupos; el ME presentó una actividad muy baja de D2 y tampoco se encontraron diferencias entre los grupos; la actividad de la D3 en el ME fue más elevada en el grupo del SEET que en el control. El TAS del grupo del SEET demostró una expresión más baja de MCT8, THRB1, THRA1, RXRG y SMRT, y más elevada de UCP3 comparada con el grupo control. CONCLUSIONES: en los pacientes con shock séptico que desarrollan un SEET las respuestas tisulares están orientadas, en el músculo esquelético, a disminuir la producción e incrementar la degradación de la T3 y, en el tejido adiposo, a disminuir la captación tisular de T3, disminuyendo en ambos tejidos la biodisponibilidad y la acción de las hormonas tiroideas.