Estudios en patogénesis y diagnóstico de la enfermedad de Aujeszky en animales productores de piel fina

  1. María Isabel Quiroga Berdeal,
Dirixida por:
  1. José María Nieto Martínez Director

Universidade de defensa: Universidade de Santiago de Compostela

Ano de defensa: 1995

Tribunal:
  1. Juan José Badiola Díez Presidente/a
  2. María Eugenia Puentes Colorado Secretario/a
  3. Lluís Ferrer Caubet Vogal
  4. Andrés Beiras Iglesias Vogal
  5. Martí Pumarola Batlle Vogal
Departamento:
  1. Departamento de Anatomía, Produción Animal e Ciencias Clínicas Veterinarias

Tipo: Tese

Teseo: 52422 DIALNET

Resumo

En nuestro trabajo hemos realizado la inoculación experimental de una cepa patógena del virus de la enfermedad de Aujeszky (vea) por vía oral en 19 visones y 9 zorros. Las muestras recogidas se estudiaron por técnicas histológicas, inmunohistoquímicas y de aislamiento vírico. Histológicamente, la lesión más importante en zorros y visones con ea consistía en encefalitis no purulenta de discreta a moderada, localizada en puente y medula oblongada, principalmente, en la proximidad del iv ventrículo, en relación con el núcleo del tracto solitario y núcleo vestibular. La detección del antígeno del vea ocurría en el citoplasma de neuronas y células de la glia de las zonas en las que se observaban cambios microscópicos aunque, ocasionalmente, se producía en células situadas en regiones aparentemente normales. Con la técnica de aislamiento en cultivos celulares se detectó presencia del vea en órganos tales como tronco del encéfalo, medula cervical, cerebelo, cerebro, ganglio trigémino, ganglio linfático retrofaríngeo, corazón, tonsila y mucosa faríngea en visones infectados con el vea, mientras que en zorros solo fue aislado a partir de tronco del encéfalo y tonsila de animales inoculados experimentalmente con el virus. En el resto de los órganos estudiados el hallazgo microscópico de mayor interés fue un cuadro de coagulación intravascular diseminada, con petequias y hemorragias en esos órganos y lesiones vasculares, pero en ningún caso se detectó antígeno del vea ni fue aislado el virus. En nuestro estudio se concluye que el vea en zorros azules y visones es neurotropo, no existiendo evidencia de diseminación hematógena del mismo. Además, teniendo en cuenta la aparentemente baja replicación del vea en estos animales, y en especial en el visón, el diagnostico etiológico resulta difícil de realizar histológicamente, por lo que es preciso realizar diferentes técnicas sensibles en paralelo, tales como la técnica de la pap y el aislamiento