La rinotraqueítis infecciosa bovina en andalucíabases para la elaboración de un programa de lucha colectiva

  1. GONZALEZ GARCIA, MIGUEL ANGEL
Dirixida por:
  1. Juan Anselmo Perea Remujo Director
  2. Antonio José Arenas Casas Director

Universidade de defensa: Universidad de Córdoba (ESP)

Fecha de defensa: 26 de febreiro de 2003

Tribunal:
  1. Antonio Miranda García Presidente/a
  2. Alfonso Maldonado García Secretario/a
  3. José Manuel Sánchez-Vizcaíno Rodríguez Vogal
  4. Miguel Hermoso de Mendoza Salcedo Vogal
  5. José María Castro Arganda Vogal

Tipo: Tese

Teseo: 93476 DIALNET

Resumo

Se ha realizado un estudio epidemiológico y serológico de la infección por el BHV-1 en Andalucía que aporta los primeros datos sobre el estado de la enfermedad, previos al diseño de un programa de lucha en la zona. En el estudio se ha analizado una muestra representativa, constituida por 4.035 individuos que pertenecían a 164 explotaciones. En cada explotación se completó un cuestionario en el que se recogían las variables de interés para el estudio de los factores de riesgo y se recogió suero sanguíneo para la determinación de la presencia de anticuerpos específicos frente al BHV-1. Las muestras se analizaron mediante la técnica ELISA de competición. Realizando la corrección pertinente para una sensibilidad y especificidad diagnósticas del 99 por ciento, la prevalencia serológica de la IBR/IPV en la población bovina de Andalucía fue del 63,80 por ciento de los rebaños (IC 95%: 63,78-63,81%). La seropositividad individual de la IBR/IPV del 63,52 por ciento en la muestra. La seropositividad encontrada en los 1.642 animales vacunados fue del 89,3 por ciento mientras en los 2.393 animales no vacunados fue del 45,8 por ciento. La asociación entre ambas variables era estadísticamente significativa y los resultados hallados señalan que corresponde al estado vacunal un 44 por ciento de la variación en la positividad individual. La Odds Ratio o razón de ventajas (OR) hallada fue de 9,84 (IC 95%: 8,3-11,7), por lo que el riesgo de resultar seropositivo entre los animales vacunados es aproximadamente diez veces superior al existente entre los no vacunados. La vacunación contra la IBR/IPV se practica con regularidad (en los 5 años anteriores a la realización del trabajo) en el 33 por ciento de las explotaciones, aunque sólo de manera excepcional se emplean vacunas marcadas (menos del 10% de las explotaciones que vacunan). El estado vacunal de la cabaña oculta la situación real con respecto a la enfermedad