El largometraje popular de ficción ambientado en Irlandaestudio de sus tradiciones representacionales e industriales durante el primer siglo del cinematógrafo

  1. Carlos Menéndez Otero
Dirixida por:
  1. José Luis Caramés Lage Director
  2. Francisco Javier Vallina Samperio Titora

Universidade de defensa: Universidad de Oviedo

Ano de defensa: 2012

Tribunal:
  1. Celestino Deleyto Alcalá Presidente/a
  2. María José Álvarez Faedo Secretario/a
  3. José Luis Castro de Paz Vogal

Tipo: Tese

Teseo: 319609 DIALNET

Resumo

Desde finales de la década de 1970, los Irish film studies han desarrollado un paradójico concepto de cine (nacional) irlandés al amparo de un canon fílmico que otorga relevancia social y cultural a películas que nunca la han tenido, se apropia de exitosas producciones populares extranjeras de tema irlandés, y estudia distintos tipos de textos audiovisuales como si fueran películas de ficción. Con el largometraje popular de ficción ambientado en Irlanda como hilo conductor, la tesis doctoral trata en primer lugar de reinscribir la historia audiovisual de Irlanda en el marco más adecuado para ella, que no es otro que el que determina un sector audiovisual débil, amateur y que, independientemente de lo afirmado por el nacionalismo local, en ningún momento puede considerarse como algo ajeno a la industria audiovisual británica; ya que las únicas producciones que ha desarrollado de forma totalmente autónoma son en su mayoría cortometrajes y documentales de escasos medios e interés artístico, y aún menos éxito. El segundo capítulo se ocupa fundamentalmente de los largometrajes de ficción británicos que, a pesar de construir su universo diegético sobre la premisa de una representación mimética de Irlanda y/o los irlandeses, están fuertemente influidos por una serie de factores de orden industrial, económico, político, social y cultural, en especial, la difícil relación entre la industria audiovisual británica y su poderosa homóloga norteamericana, que se manifiesta básicamente a través de dos cuestiones. Por un lado, la dinámica de crisis y renacimientos que articula el desarrollo de la industria audiovisual en las Islas y, por otro, la incesante búsqueda en dicha industria de una voz propia dentro del SRI que pueda hacer competitivo al cine británico frente a Hollywood, tanto en la taquilla doméstica como en la internacional. Las películas de tema irlandés de producción británica son, por tanto, estudiadas en el contexto de la historia del cine popular británico, donde no suponen excepcionalidad alguna a las características generales narrativas, géneros dominantes, medios de producción, o agenda ideológica y política de dicho cine. Cabe asimismo reseñar que el estudio, de naturaleza diacrónica, hace una breve referencia a todos los largometrajes de ficción de producción británica conocidos que se ambientan en Irlanda de forma parcial o total, y ofrece análisis detallados de los títulos que han tenido mayor éxito y/o influencia sobre producciones posteriores, en especial, Hombres de Aran (Robert Flaherty, 1934), Larga es la noche (Carol Reed, 1947), La hija de Ryan (David Lean, 1970) y Juego de lágrimas (Neil Jordan, 1992). El último capítulo regresa a la industria audiovisual irlandesa para estudiar las medidas legales, institucionales y políticas, así como la retórica político-mediática, que alimentaron el renacimiento fílmico que, en teoría, disfrutó la República de Irlanda entre 1993 y 1998 y, según algunos autores, los primeros años del siglo XXI. El optimismo dominante en unas y otra contrasta con la cruda realidad de una pequeña industria de carácter local que, a pesar de la expansión sin precedentes de la producción audiovisual a finales de los años 90, no fue muy popular entre el público nacional y extranjero y, por tanto, dependió en todo momento de los préstamos públicos y los incentivos fiscales. El capítulo concluye con un breve apunte histórico sobre la industria audiovisual norirlandesa y el tímido desarrollo que ésta ha experimentado desde la firma del Acuerdo de Viernes Santo de 1998.